sábado, 22 de marzo de 2014

Alumnas de Mesa de la Yerba: dos registros de actividades lectoras y escritoras.

En esta escuela todos somos lectores y escritores

A continuación se presentan dos registros de actividades sobre lectura y escritura de un par de alumnas de la Telesecundaria de Mesa de la Yerba. Corresponden a fechas distintas y a alumnas de diferente grado académico. Para el promotor de lectura y escritura está claro que los textos se quedan en elementos descriptivos y no entran al análisis de los textos leídos. Eso es parte del proceso, primero tienen que soltar la mano, atreverse a escribir, a presentar sus textos no sólo a sus maestras sino también a toda la escuela para cocorregir la escritura y después publicar.      





Registro VII de lectura y escritura: “La hermana enemiga”.

Irma Hoyos Durán.  Tercer  Grado.

Llegamos hoy a las 8:00 am al salón social e inmediatamente sacamos el libro de Matemáticas y empezamos a ver de qué trataba el tema.

Pero también ya sabíamos que el maestro Artemio vendría para trabajar temas de tutoría con dos compañeras, Angélica y Natalia. Nosotros seguiríamos trabajando normal. Después de unos minutos la maestra Margarita nos fue a avisar que el maestro venía para trabajar con todos. Y me puse muy nerviosa.

Tomar apuntes al ritmo de las actividades o dar tiempo para
avanzar en el registro evita que se olviden las cosas
Cuando el maestro Artemio llegó a la escuela nosotros estábamos en clase. Entonces el entró y saludó a las dos maestras y por último nos saludó a todos verbalmente.
Esperamos a que conectara todo su equipo, mientras que el maestro bajaba el equipo de trabajo de su camioneta, nosotros seguíamos estudiando.

Mientras esperábamos que se conectara todos estábamos muy nerviosos porque no sabíamos si iba a trabajar con todos o solo con Angélica y Natalia.

Yo esperaba impaciente la llamada del maestro, no sé por qué pero por primera vez después de las sesiones anteriores ya quería escuchar esta clase, porque para mí es muy importante.

Una vez conectado todo su equipo el maestro les dijo a las maestras que pasáramos todos a tomar nuestro lugar, para formar el círculo de lectores y él nos dijo que no hacía frío pero que de todos modos nos reuniéramos como siempre muy juntitos.

Solo que hay algo del maestro que me extrañó, no nos preguntó qué habíamos hecho en la sesión anterior y eso me sorprendió demasiado de él.

Después él nos comentó acerca de un gran autor, José Revueltas, y nos dijo que con una sola palabra le dijéramos como estábamos interiormente. Con la pregunta siguiente. ¿Qué dice  tu corazón? Y además, nos comentó que tenía que hacer un tipo de platica en México, no recuerdo la fecha pero eso nos dijo y también que hablaría de José Revueltas en esa convención.

Muchos de mis compañeros contestaron lo mismo, algunos dijeron que bien, otros feliz, contentos, alegres y yo cambie dije que mi corazón estaba pensativo.

Después nos platicó que José Revueltas nació el mismo año que Octavio Paz, pero que murió antes que él.
Nos contó más acerca de la historia de José Revueltas, estuvo en prisión por su forma de pensar, además fue un gran escritor que incluso escribió un libro de cuentos que se llama “Dormir en tierra”. El cuento principal de ese libro trataba de un niño de siete años que vivía en un puerto y que además, su madre era prostituta y ella le pidió al capitán del barco que llevara a otro lugar a su hijo, porque no quería que se diera cuenta de lo que hacía ella. Entonces ella le ofreció su cuerpo al capitán, pero el capitán le dijo que no podía hacer eso, incluso le dijo palabras obscenas.

Después de eso él empezó a comentarnos más cosas que ya no recuerdo en este momento.
Entonces nos comentó que leeríamos un cuento del autor José Revueltas que se llama “La hermana enemiga”. Nos empezó a repartir las copias del cuento, pero me emocionó ver como el maestro usó hojas recicladas para imprimir el cuento.

“La hermana enemiga” me gustó porque cuenta lo siguiente:
Trata de una niña que vivía con su madrastra, su padre y una hermanastra pero su hermanastra la trataba muy mal porque le estaban creciendo los senos, no mucho pero si se le veían.

En ese cuento también nos dice que la niña se fue a bañar en el río, pero su hermanastra la estaba espiando porque quería ver qué cambios tenía su cuerpo.

Cuando la niña se desvistió, la hermanastra la vio y le preguntó que por qué no le había dicho qué le ocurría, también le dijo que no se notaban esas dos pequeñas montañitas en su cuerpo,  incluso la obligó a que se fuera a confesar con el padre en la iglesia, porque lo consideraba un pecado muy grande.

Después en la misma lectura nos enteramos que el padre le apretó un seno a la niña y le dijo que se pusiera una venda para que evitara atraer a los hombres del pueblo, porque eso era el pecado que ella siempre cargaría sobre sus hombros.

La niña estaba cumpliendo su penitencia mientras que su hermanastra la vigilaba desde lejos, al pasar el padre para entrar a la sacristía a reflexionar la niña tenía miedo que el padre la tocara otra vez, cosa que no sucedió.

También la hermanastra la golpeaba demasiado porque no la quería ver como su hermana.
Después de todo esto que les acabo de contar les diré el final: resultó que la niña se ahorcó con un trapo negro que según ella era como un buitre, que estaba ansioso  por tocarla como  el padre lo había hecho.
Después al terminar la lectura el maestro nos preguntó que si nos había gustado el cuento, nosotros le dijimos que sí.

Entonces el nos comentó que volveríamos a leer el cuento, esta vez él leería en voz alta y después de cada párrafo explicaría cada cosa.

Antes de salir al receso hicimos una dinámica, la cual se llama “la ola”, al correr la compañera Carmen y el compañero Pablo se cayeron, después de eso todavía seguimos jugando hasta la hora del receso.
Cuando salimos al receso hicimos lo de siempre: desayunamos, algunos jugaron y otros fueron a comprar.

Cuando faltaban 10 minutos para las 12 del día, el maestro nos llamó para que entráramos.
Al entrar nos dio, a los de tercer grado, otros ejemplares de la novela Drácula (de Bram Stoker),  nos dijo que nos fuéramos al fondo del salón a seguir con la lectura de Drácula; nos tocaba ya leer el capítulo XVII. Los otros dos grados, primero y segundo, siguieron con la lectura del libro Lecturas clásicas para niños y jóvenes. Mientras que él arreglaba sus cosas nosotros seguimos leyendo.
El maestro antes de la 1:00 pm, se despidió de todos nosotros, pidió que le diéramos sólo un ejemplar de los libros que nos prestó, que nos quedáramos con el otro.

Nosotros seguimos leyendo pero a la 1:00 pm, nos dijo la maestra Corina que dejáramos de leer, que nos fuéramos a nuestros lugares para ver otros temas, vimos  o más bien nos leyó  una composición con respecto al catorce de febrero. Nos dijo que hiciéramos una composición parecida para el lunes. Nos despedimos de ella y cada quien se fue a su casa.


 Registro de lectura y escritura: No te digo lo que digo.
Diana  Carmona Vázquez. 1º grado.

Atender individualmente puede revertir el bajo logro
El día viernes 21 de Febrero de 2014, llegamos a las 8:00 am al salón social de Mesa de la Yerba donde estudiamos la Telesecundaria, el maestro Artemio que nos da clases de Lectura y Escritura llegó a la misma hora, se instaló nos dijo que pasáramos a donde siempre nos ponemos cuando viene. Antes de empezar nos dijo que nos tenía una noticia: era que nosotros íbamos a ser los primeros en ver un trabajo que realizó con su esposa; era un interactivo electrónico, era de poesía. Al principio tenía el título “No te digo lo que te digo”, nos dijo que escribiéramos lo que creíamos que significaba, le preguntó a un compañero que si le gustaba la poesía, le dijo que sí. Le preguntó la razón por la que le gusta, había tres opciones. El compañero escogió la tres, que era porque sirve para expresar sentimientos, después le preguntó a una compañera por qué te gusta la poesía, le dijo que porque habla de amor. De las tres opciones nadie escogió la dos, que era porque habla de cosas nobles. Después nos preguntó, con toda seguridad: a quien no le gusta la poesía. Un compañero de tercero dijo que a él no le gustaba, le dijo el maestro que por qué, había tres opciones, escogió una que decía porque me parece aburrida.
El promotor hace registro en pantalla
para modelar lo que se pide




Después nos dijo que íbamos hacer tres poemas. Unos parecidos a los de: “Oda al albañil tranquilo”, “Menos tu vientre” y “El perro cojo”. Después puso en el pizarrón la tarea, era hacer los tres poemas por alumno. Cuando estuvieran bien ilustrarlos los poemas en una hoja tamaño carta, mis compañeros Johan e Irma iban a ponerle título al libro. Después mi compañera María del Carmen, de 3er grado, y yo vamos a dibujar la portada. El prólogo les tocó a las maestras, a mis compañeras Marisela y Nicolasa les tocó hacer el colofón y el índice y, por último, a la maestra Corina le tocó hacer la encuadernada. El maestro nos dijo que venía hasta mayo y se fue a las 10.15 am.








sábado, 8 de marzo de 2014

Reseñas adolescentes: en el centenario del natalicio de José Revueltas



Leyendo en línea 
El 20 de noviembre de 1914 nació José Revueltas, en el 2014 se cumple el primer centenario de su natalicio, junto con el de Octavio Paz y Efraín Huerta. Pablo Neruda dijo de Revueltas: “es una síntesis del alma mexicana. Tiene como su patria, una órbita propia, libre y violenta. Tiene la rebeldía de México”. José Agustín escribe que “Revueltas es el primer escritor en nuestro país que no teme llamar a las cosas por su nombre y que sabe reproducir el habla coloquial”. Salvador Novo, citado por Agustín, se expresa de la siguiente manera “Pepe Revueltas es ya un gran novelista. Su estilo es depurado, profundo, rico. Pero también creo que no está destinado a ser un novelista popular. Exige la misma lenta disposición de ánimo que Proust para entregarse al lac de délices de sus introspecciones aplicadas a personajes estéticos”. Parece pues que Revueltas no es un literato de fácil digestión en la adolescencia. Sin embargo, como un homenaje al escritor y como en reto en la promoción de la lectura, elegí un cuento para compartir con los muchachos de algunas telesecundarias del centro del Estado de Veracruz. El texto es La hermana enemiga; a continuación se presentan dos breves reseñas, evidencias de la lectura, de los alumnos de la maestra Blanca Estela, primer grado, de la escuela telesecundaria “Niños héroes de Chapultepec” de Ahueyahualco, Altotonga, Ver.
Artemio Ríos Rivera


DETRÁS DE LA VIDA BELLA, sobre un cuento de
José Revueltas
Yamilet Sayago Arroyo


Pendientes del proceso de lectura y escritura
El cuento nos habla sobre una niña que siempre vivió con miedo causado por su hermanastra.
 La hermanastra trataba de pegarle con su puño, siempre que encontraba a la niña, ella sentía como si el cáliz viniera tras ella, y esto hacia que sintiera miedo.
 La hermanastra le reprochaba todos los días  a la niña, que ella era la culpable de que le pegara.
 Un día la hermanastra levantó  el puño para pegarle a la niña, pero ésta no sintió miedo, así  buscaba otra forma para poder dominarla.

Corrigiendo texto ante el grupo
La hermanastra encontró la forma de poder dominarla, la niña comenzó a crecer (le crecieron los senos),  y después le dijo que era un pecado.
 La niña acudió al confesionario a platicar con el cura, le preguntó que si crecer era un pecado, la respuesta fue sí,  ella cumplió con su penitencia; la hermanastra fue detrás de ella y le dijo que soñar eróticamente era un pecado pero, sobre todo soñar con su madre ya que ella había cometido adulterio y según la hermanastra la niña era la culpable.
 
De tanta presión la niña se puso tan pálida que se desmayó. Ya en su casa la madrastra le daba té de tila, no lo hacía por bondad sino por crueldad hacia la niña.
 La niña despertó empapada en sudor en el rincón de su cuarto, el padre y la madrastra la dejaron sola. La niña se empezó a dormir  y a soñar, al principio su sueño era bonito pero después se fue convirtiendo en una terrible pesadilla, soñó que se subía en un barandal donde había un nido de pájaros,  la niña resbaló y se rompieron los huevecillos, recordó las palabras de su odiosa hermanastra. 
La niña despertó, vio colgado un trapo negro, se imaginó cosas terribles como si el trapo fuera un buitre y un cura sin cabeza, ni pies, ni manos.
 Mientras allá abajo le pegaban a la hermanastra para que dijera lo que había sucedido con la niña, la hermanastra prefería no decir la verdad.
 Los padres se fueron a descansar, pero la madrastra no podía dormir, pensaba en lo que le había sucedido a la niña, cuando llegó la hermanastra arrastrándose a decirle lo que había sucedido aunque no dijo la verdad.
 La madrastra fue al cuarto de la niña, pero era demasiado tarde: la niña estaba muerta. Acariciándole el pelo a la hermanastra, la madrastra dijo que su hija era una persona inocente y no era mala como la niña. Aunque esto solo era una ironía.
 Aunque este cuento es hostil te enseña que nunca puedes vivir con miedo y que la vida es hermosa, solo tienes que enfrentarla. A mí sí me gustó el cuento y este cuento solo es una pequeña parte de lo que sucede en la vida real.


TERROR Y MIEDO EN UN CUENTO DE JOSÉ REVUELTAS
Alan Gerardo Guerrero Arroyo

Les voy a contar del cuento que escribió José Revueltas titulado “La Hermana enemiga”. La niña le tenía miedo a su hermanastra porque cada vez que pasaba alzaba la mano y la niña se agachaba, pero le decía “no te iba a pegar pero como te agachaste ahora sí te pego”, pero después como siempre le alzaba la mano entonces  la niña ya no le tenía miedo.
Entonces la hermanastra planeo otra forma de chantajearla y durante largo rato se puso a ver su  cuerpo y vio que le estaba creciendo el busto y le dijo que se fuera a confesar  y la niña dijo que no porque ella no estaba cometiendo ningún pecado y la hermanastra la llevó a fuerza.
Cuando estaba allí la niña le dijo que le estaba creciendo el busto y el cura dijo que tenía que tener vergüenza de su cuerpo y de los hombres porque la mujer es la más pecadora y el cura le dio la bendición y le dijo que fuera a cumplir la penitencia pero en ese momento no podía murmurar ni la mas mísera oración y… en ese momento la hermanastra llegó a decirle de nuevo de cosas de su madre y la niña se desmayó.
Democratizar la revisión de textos
Entonces la niña soñó que estaba reconciliada con la vida pero de repente se cayó de un árbol y rompió los huevos de una golondrina y se mato con una pared la golondrina.
Después ella despertó y vio en el techo un buitre que era un trapo sucio y la niña se mató porque sentía mucha presión, también porque no la querían y su papá y su madrastra pensaban que ella era la mala.
      Comentario: no me gustó porque es muy cruel y también me gustó porque así se puede identificar lo bueno de lo malo.