viernes, 8 de octubre de 2010

La biografía y los recursos lingüísticos.

Elaboración de un guión de tutoría: Propuesta.


La biografía y los recursos lingüísticos.

Guadalupe Soberano Cortés

«Que un individuo quiera despertar en otro individuo recuerdos que no pertenecieron más que a un tercero, es una paradoja evidente. Ejecutar con despreocupación esa paradoja, es la inocente voluntad de toda biografía.» J. L. Borges.

Tema de estudio: La biografía.

Nivel: Secundaria

Grado: Segundo

Asignatura: Español

Bloque: 3

Competencia a desarrollar:

El alumno utiliza adecuadamente recursos lingüísticos que expresan temporalidad, causalidad y simultaneidad (nexos y adverbios) en la redacción de biografías, tomando en cuenta el texto leído.

Aprendizaje esperado:

Utilizar adecuadamente recursos lingüísticos que expresen temporalidad, causalidad y simultaneidad (nexos y adverbios) en la redacción de biografías.

Situación didáctica:

Se le da a leer al tutorado un fragmento del libro Confieso que he vivido Memorias de Pablo Neruda titulado Gabriela Mistral (Anexo 1).

Secuencia didáctica para la tutoría.

a) Después de leer se le pide al tutorado nos relate de qué trata el texto.

b) ¿Identifica de qué tipo de texto se trata? ¿Por qué piensa que es de ese tipo?

c) ¿Qué sabe de Gabriela Mistral? Busque otros datos.

d). De acuerdo a lo que leyó infiera cómo era la situación sociopolítica de Chile en el tiempo en que vivió Gabriela Mistral. Apóyese en algunas palabras clave del texto.

e) ¿Puede determinar las causas que dieron origen a su producción literaria?

f) Apóyese en los textos leídos para describir la personalidad de Gabriela Mistral.

g) Localice en los textos leídos tres usos de adjetivo calificativo que describan a Gabriela Mistral.

h) Observe el enunciado:

A los 15 años se enamoró platónicamente de Alfredo Videla Pineda, hombre rico y hermoso, más de 20 años mayor que ella, con el que se carteó durante casi año y medio.

i) Localice la aposición que describe cualidades de un personaje.

j) ¿Recuerda qué es una aposición? Busque otra en las lecturas realizadas.

k) En el enunciado siguiente encontramos un participio que describe una cualidad de unos personajes, encuéntrelo.

Gabriela Mistral fue recibida con un arco de triunfo, escolares destacados de diferentes colegios y las autoridades de la región, además se la honró con el título de Honoris Causa por la Universidad de Chile.

l) Recuerda qué son los participios? ¿Cuáles son sus terminaciones?

ll) Busque en los textos leídos otros ejemplos de uso de participio que describan cualidades de los personajes.

m) Lea detenidamente los siguientes enunciados tomados de la lectura del Anexo 1.

* En este mes de septiembre florecen los yuyos.

* Aquí en la costa golpea, desde hace cuatro días con magnífica furia el viento sur.

Localice:

Dos complementos circunstanciales de tiempo (¿cuándo?)

Un complemento circunstancial de lugar (¿dónde?)

Un complemento circunstancial de modo (¿cómo?)

n) ¿Para qué sirven los complementos circunstanciales en los textos?

ñ) Haga una lista de veinte verbos conjugados localizados en la lectura del Anexo 1 y diga el tiempo en que están conjugados.

o) ¿Puede concluir cuáles son los tiempos verbales que se utilizan en la redacción de biografías?

p) Busca en el texto una expresión que consideres es sinónima de la expresión: “…tal vez un comentario burdo que hería su condición de soltera”

q) Localice en el texto proporcionado recursos lingüísticos que nos permiten organizar los diferentes momentos en que intercalamos los párrafos o grupos de oraciones para construir el texto biográfico que expresan temporalidad, causalidad o simultaneidad de las acciones.

Ejemplo:

Tiempo después conoció a Romelio Ureta.

r) Observe la estructura de esos recursos lingüísticos y trate de distinguir en ellos los nexos y adverbios que los conforman. Si no recuerda qué son los nexos y los adverbios, busque información.

s) Elija un personaje. Escriba su biografía. Narre la historia tomando como referencia la estructura del texto leído. Utilice recursos lingüísticos que expresen temporalidad, causalidad y simultaneidad de las acciones.

Anticipación de respuestas.

El tutorado puede presentar confusión en el manejo de temas como: tipos de texto, tiempos verbales, adjetivos calificativos, participio, aposición, complemento circunstanciales, nexos, adverbios, o presentar problemas en la localización de otros datos sobre la vida de Gabriela Mistral, según el caso, se le pide que recurra a la consulta de manuales de gramática, la internet o a los anexos 1, 2 y 3 que se han preparado para el estudio del tema.


Fuentes de consulta:

SEP (2006). Español. Educación Básica. Secundaria. Programas de Estudio 2006. Conaliteg, México.

Grijelmo, Alex (2009). La gramática descomplicada. Taurus. México.

Larousse (2007). Gramática. Lengua Española. Reglas y ejercicios. Larousse.

Carrasco, Alma y otros. Español 2. Secundaria. Ed. Castillo. Primera edición. 2007. México.

Del Valle Guerrero Estela y otros. Español 2. Secundaria. Ed. Castillo. Primera reimpresión 2009. México.

Neruda, Pablo (s/d). Confieso que he vivido. Memorias. Seix Barral. México.


ANEXO 1
Gabriela Mistral desde la perspectiva de Neruda en Confieso que he vivido.
Gabriela Mistral.

Ya he dicho anteriormente que a Gabriela Mistral la conocí en mi pueblo, en Temuco. De este pueblo ella se separó para siempre. Gabriela estaba en la mitad de su trabajosa y trabajada vida y era exteriormente monástica, algo así como madre superiora de un plantel rectilíneo.

Por aquellos días escribió los poemas del Hijo, hechos en limpia prosa, labrada y constelada, porque su prosa fue muchas veces su más penetrante poesía. Como en estos poemas del hijo describe la gravidez, el parto y el crecimiento, algo confuso se susurró en Temuco, algo impreciso, algo inocentemente torpe, tal vez un comentario burdo que hería su condición de soltera, hecho por esa gente ferroviaria y maderera que yo tanto conozco, gente bravía y tempestuosa que llaman pan al pan y vino al vino.

Gabriela se sintió ofendida y murió ofendida.

Años después, en la primera edición de su gran libro, puso una larga nota inútil contra lo que se había dicho y susurrado sobre su persona en aquellas montañas del fin del mundo.

En la ocasión de su memorable victoria, con el Premio Nobel cernido a su cabeza, debía pasar en el viaje por la estación de Temuco. Los colegios la aguardaban cada día. Las niñas escolares llegaban salpicadas por la lluvia y palpitantes de copihues. El copihue es la flor astral, la corola bella y salvaje de la Araucanía. Inútil espera. Gabriela Mistral se las arregló para pasar por allí de noche, se buscó un complicado tren nocturno para no recibir los copihues de Temuco.

¿Y bien, esto habla mal de Gabriela? Esto quiere decir simplemente que las heridas duraban en las entrepieles de su alma y no se restañaban fácilmente. Esto revela en la autora de tanta grandiosa poesía que en su alma batallaron, como en cualquier alma de hombre, el amor y el rencor.

Para mí tuvo siempre una sonrisa abierta de buena camarada, una sonrisa de harina en su cara de pan moreno.

Pero, ¿cuáles fueron las mejores sustancias en el horno de sus trabajos? ¿Cuál fue el ingrediente secreto de su siempre dolorosa poesía?

Yo no voy a averiguarlo y con seguridad no lograría saberlo y, si lo supiera, no voy a decirlo.

En este mes de septiembre florecen los yuyos; el campo es una alfombra temblorosa y amarilla. Aquí en la costa golpea, desde hace cuatro días, con magnífica furia el viento sur. La noche está llena de su movimiento sonoro. El océano es a un tiempo abierto cristal verde y titánica blancura.

Llegas, Gabriela, amada hija de estos yuyos, de estas piedras, de este viento gigante. Todos te recibimos con alegría. Nadie olvidará tus cantos a los espinos, a las nieves de Chile. Eres chilena. Perteneces al pueblo. Nadie olvidará tus estrofas a los pies descalzos de nuestros niños. Nadie ha olvidado tu “palabra maldita”. Eres una conmovedora partidaria de la paz. Por esas, y por otras razones, te amamos.

Llegas, Gabriela, a los yuyos y a los espinos de Chile. Bien vale que te dé la bienvenida verdadera, florida y áspera, en conformidad a tu grandeza y a nuestra amistad inquebrantable. Las puertas de piedra y primavera de septiembre se abren para ti. Nada más grato a mi corazón que ver tu ancha sonrisa entrar en la sagrada tierra que el pueblo de Chile hace florecer y cantar.

Me corresponde compartir contigo la esencia y la verdad que, por gracia de nuestra voz y nuestros actos, será respetada. Que tu corazón maravilloso descanse, viva, luche, cante y cree en la oceánica y andina soledad de la patria.

Beso tu noble frente y reverencio tu extensa poesía.

ANEXO 2

1) Cómo usar los verbos.

Cuando nos referimos a hechos ocurridos en el pasado, a sucesos o acontecimientos que se desarrollaron hace un año, una década, un siglo o más, utilizamos por lo general verbos conjugados en tiempo pasado: canté, dedujimos, interpretaste, tradujo, etc.

Otro tiempo que se emplea en este tipo de escritos (biografías) es el copretérito. Éste se reconoce por sus terminaciones –aba, -ía. Ejemplos: cantaba, leía, paseaba, tenía, etc.

El copretérito se utiliza en las descripciones, para indicar las cualidades o defectos que una persona tenía, es decir, lo que la caracterizaba. Para algunos lingüistas, éste es un tiempo que expresa una costumbre en el pasado. Ejemplo: Mi abuelo, apenas hace cinco años, todavía caminaba por el parque, leía todas las tardes el periódico y fumaba por las noches su aromática pipa de madera de sándalo.

El presente es un tiempo que señala el momento mismo en que se realiza la acción verbal; sin embargo, este tiempo representa una de las formas verbales más flexibles y abiertas, pues se emplea en muchas situaciones de la vida cotidiana y, por tanto, de nuestra escritura.

Presente durativo: expresa una acción realizada antes, durante y después del momento en que se habla. Por ejemplo: “Vivo en Tlaquepaque”.

Presente habitual: Esta acción no ocurre exactamente en el presente, sino que se lleva a cabo habitualmente. Por ejemplo: “Siempre desayunamos a las siete de la mañana”.

Presente atemporal: Se utiliza con mucha frecuencia cuando definimos algo, aunque también se emplea en refranes, proverbios moralejas, etc. Por ejemplo: “La paremiología es el estudio de los refranes”.

Presente histórico: ésta es una modalidad muy empleada en la narración de los hechos pasados, de manera que acerca al lector del pasado, al momento en que se habla; por ello da fuerza y vida a lo que se narra. Es como si a través de una cámara de cine, viéramos en este instante, un hecho ocurrido hace quinientos años. Por ejemplo: “Julio Verne nace en una isla de la desembocadura del Loira, el 8 de febrero de 1828”.

2) Adverbios

Los complementos circunstanciales modifican a un verbo y pueden estar formados por una frase o sólo por una palabra, cuando esto último sucede se llaman adverbios. Por ejemplo: del verbo viajar podemos decir:

viaja Sí, no, nunca, constantemente, mucho, siempre, temporalmente, hoy, ahí, etc.

Este tipo de palabras llamadas adverbios modifican directamente al verbo, pueden significar negación, afirmación, tiempo, lugar, modo, es decir, funcionan también como complementos circunstanciales y son de mucha utilidad en la escritura, ya que expresan las situaciones o ambientes de nuestros escritos.

3) Antes, después o al mismo tiempo. Temporalidad y causalidad.

Para organizar los diferentes momentos en que intercalamos los párrafos o grupos de oraciones para construir un texto utilizamos palabras o frases a las que llamamos marcadores, que le dan claridad y coherencia a nuestro contenido.

Para empezar un tema: El propósito principal de, la obra trata de, me dirijo a ustedes para, esta historia comienza.

Otros concluyen o resumen: En resumen, en pocas palabras, en conjunto, en conclusión, para finalizar, para terminar, en fin.

Expresan la sucesión de las acciones. Además, luego, a continuación, así pues, a su vez, más tarde, más adelante.

Señalan simultaneidad: Al mismo tiempo, simultáneamente, en la misma época, a la par, entre tanto.

Marcan la causalidad: Por lo anteriormente dicho, con base en lo expresado, de acuerdo con lo señalado, de esta forma, de esta manera, debido a lo anterior, con lo cual, ya que.

Para introducir una idea distinta: En relación con, otro punto es, en cuanto a, con respecto de, con respecto a.

4) Organización temporal de las ideas.

Herramientas: Nexos temporales: adverbios y expresiones adverbiales de tiempo y de orden.

Inico Secuencia Fin

• primero

• antes

• al principio

• en primer momento

• desde aquí • luego

• después

• a continuación

• en seguida

• entonces

• cuando

• mientras

• al mismo tiempo

• posteriormente • al final

• por último

• finalmente

• al término

5) Coordinación de oraciones.

Herramientas: Nexos coordinantes: conjunciones copulativas, adversativas, y expresiones conjuntivas.

Conjuntiva Adversativa Distributiva Disyuntiva

• y

• , (coma)

• e

• ni

• que • pero

• mas

• sino

• sino que

• no obstante

• sin embargo

• con todo

• antes bien • ora…ora

• unos…otros

• ya…ya

• sea…sea

• bien…bien • o• u

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada